GUÍAS>>Consejos para elegir un cuaderno de dibujo o un cuaderno de notas

Consejos para elegir un cuaderno de dibujo o un cuaderno de notas

Consejos para elegir un cuaderno de dibujo o un cuaderno de notas



¿Cuáles son las características más importantes que debemos revisar antes de elegir un cuaderno de dibujo?

En esta guía nos centramos en el encuadernado y en el tipo de papel.

Lo que es importante dejar claro desde un principio es que no existe El Cuaderno Perfecto.

Cada un@ tiene sus preferencias y exigencias que se forman en base a la experiencia y el tipo de proyecto que queramos abordar.

Hay quien es fiel a una marca específica y se limita a probar los modelos dentro de la gama. Otros son incluso más puristas y compran el mismo modelo una y otra vez.

En cambio, si te gusta probar cosas nuevas, hay todo un mundo de cuadernos que no hace más que crecer. Además, gracias a las tiendas online, se pueden conseguir cuadernos poco conocidos de muchos países, no solo Japon, sino también Taiwan o Israel. Luego están las marcas establecidas de Reino Unido o Alemania.

 

1. Formatos y tapas de los cuadernos de dibujo

Tamaño y Medidas

A4 (297 x 210mm), A5 (210 x 148mm) y A6 (148 x 105mm) son los tamaños más comunes.

B5 (176 x 250mm) y B6 (125 x 176mm) son tamaños de cuadernos japoneses

 

El tamaño A5 es muy versátil, ya que es fácil de transportar y cuenta con un tamaño cómodo para dibujar. Ofrece más espacio que un A6 pero quizás no intimida tanto como un A4.

Una vez abierto, se puede trabajar a una sola página o abarcar dos páginas opuestas, consiguiendo un tamaño A4 para un dibujo más grande.

Si en cambio buscas dibujar muchos detalles, un tamaño A4 se presta más ya que no supone tal límite de espacio.

Cuanto más grande el cuaderno, más difícil es de transportar y también de sujetar. Mientras que un A5 o A6 se pueden sujetar con una mano, el A4 es más práctico apoyado sobre una mesa.

El tamaño A6 gana en portabilidad, pero limita mucho el espacio para dibujar. Esto puede ser una muy buena motivación para dibujar rápido en cualquier momento sin pretensión de convertirlo en una obra artística de varias horas.

 

Encuadernado

Los dos tipos de encuadernados más comunes para cuadernos de dibujo son los de espiral o anillos y los encolados. También hay modelos de encuadernación cocida, con el lomo cocido. Estas, sin embargo, suelen contar con pocas páginas.

Encolado quiere decir que el cuaderno cuenta con un lomo cocido que se adhiere a la tapa del cuaderno con algún tipo de pegamento de alta resistencia.

Cuadernos de espiral, de anillos y anillos dobles

La espiral une las hojas y las tapas de cuaderno. Suele colocarse en lado izquierdo y se fabrica principalmente de polipropileno. Para la comodidad de los zurdos, también hay modelos con la espiral en el lado derecho.

Una gama de cuadernos de Kokuyo cuenta con un anillado de material muy suave, permitiendo incluso quitar o cambiar hojas.

Las ventajas de los cuadernos de espiral son numerosas. Al poder doblarlos completamente, son muy fáciles de sujetar con una mano, lo cual añade comodidad a la hora de dibujar. Cada nueva página quita de vista a la anterior, y con ella la distracción.

La desventaja es que la espiral añade bulto al cuaderno. Además, si queremos dibujar sobre dos páginas, como si fuera una sola hoja, la espiral es una barrera muy visible. En el caso de querer escanear la hoja, también supone un inconveniente.

 

Encuadernación cocida

En cambio, poder abrir o no un cuaderno cosido en 180º es decisivo a la hora de la compra. Algunos cuadernos no se abren fácilmente en este ángulo y entonces hay que sujetar las páginas con clips para que no se muevan mientras dibujamos.

Suelen ser más ligeros que los cuadernos de espiral, al no contar con peso de la espiral. Además, los bordes son lisos y no causan molestias en las manos y muñecas al descansar sobre el borde de la página.

 

Cierre elástico

Tanto en espiral como en los encolados y cosidos, un cierre elástico es muy recomendable para mantener las páginas protegidas.

 

 

Tapa dura o tapa blanda

La tapa dura aporta estabilidad y sirve para tener un mayor control a la hora de sujetar el cuaderno. Una tapa blanda en cambio es mas flexible. Si el cuaderno es muy fino, necesitaremos apoyarlo sobre una superficie dura y lisa. Si el cuaderno es grueso, no supone tanta diferencia. Además, la tapa blanda suele tener menos peso.

Material y color de la tapa

Algunos cuadernos cuentan con una tapa muy delicada, como los Midori. El color blanco además está siempre en peligro de ensuciarse. Para estos casos hay fundas especiales de papel resistente o plástico.

Cierta resistencia al agua es recomendable para proteger las páginas interiores.

Según el tipo de material, la tapa se puede decorar con dibujos o pegatinas para personalizarlo.

 

Orientación

Los formatos principales son de paisaje, de retrato y cuadradas. Es una cuestión de preferencia.

 

2. El papel del cuaderno de dibujo

 

Gramaje

El gramaje se define como el peso de un metro cuadrado del papel elegido. Se mide en gramos por metro cuadrado, muchas veces abreviado como gms.

Los más finos cuentan con unos 70-80gms pero un papel tan fino no suele utilizarse para dibujar. Estos empiezan en los 100gms y llegan a los 300gms.

Por lo general, cuanta más agua utilicemos, mayor gramaje necesitaremos. Así el papel no se deforma cuando entra en contacto con el líquido de acueralas o markers, tipo Copics o Sketchmarkers. Para estos, recomendamos papel de unos 200gms, aunque hay más factores a tener en cuenta.

El grosor del papel es la distancia entre las dos caras de una hoja.

 

Material

Hay tres tipos que se encuentran con mayor frecuencia y estos son papel normal, de dibujo y de acuarela. Como ya lo indican los nombres, los mejores son los de dibujo y de acuarela.

Elegir uno u otro depende de si utilizamos más bien lápices de colores, rotuladores o acuarelas.

Los lápices de colores funcionan bien con una textura ligera a media.

La tinta generalmente se ve bien sobre el papel de dibujo.

Acuarelas

Para que las acuarelas se vean brillantes, es recomendable el papel de acuarela, que cuenta con una textura y un revestimiento apto.

Se distinguen 3 tipos, prensado en caliente, prensado en frío y rugoso.

Además, hay papel especial para rotuladores tipo Copic, en el que los colores se ven vibrantes pero que no absorben una cantidad excesiva.

 

100% Algodón

Un alto porcentaje de algodón es especialmente importante para las acuarelas, pero también para los demás medios. Hay papel de 100% algodón, aunque no es fácil de encontrar en formato cuaderno. Un ejemplo es el MD Midori 100% Cotton. Este papel es especialmente resistente a la pintura, incluso si se aplican varias capas, que dañaría a un papel con menor porcentaje de algodón. Cuanto mayor el porcentaje de madera, antes se ve la textura de la fibra.

 

Color

El color del papel abarca principalmente blanco, beige y negro, en varias escalas.

 

Este es un primer inventario de características a tener en cuenta a la hora de elegir un cuaderno de dibujos. Todas tienen ventajas y desventajas y al final nos decantaremos por uno u otro. Lo más importante es utilizarlos. Un cuaderno demasiado “bonito” puede quedarse en la estantería sin tocarlo durante tiempos infinitos, solo por miedo a estropearlo. Los cuadernos están para practicar, para aprender de los errores y de los éxitos y sobre todo para disfrutar de la experiencia del dibujo y de la escritura.

Todos los comentarios

Deja una respuesta

Producto añadido correctamente a tu carrito de compras
Cantidad:
Total:
Hay 0 [/ 1] artículos en tu carrito. Hay 1 artículo en su carrito.
Total de productos:
Envío total:  Estar determinado
Total:
Seguir comprando Pasar por la caja